lunes, 3 de junio de 2013

16º Lunes de Ortografía: Las Conjunciones y/e, o/u

¡Hola a todos! Este lunes estamos de suerte porque volvemos a las letras, pero de a poco, es decir, va ser literal: esta semana vamos a repasar la escritura de las letras “y”, “e”, “o” y “u” en su función como conjunciones copulativas y disyuntivas respectivamente. Aquí también hay novedades tras la Ortografía de la lengua española de 2010, así que merece la pena repasar cómo funciona el asunto actualmente. ¡Allá vamos!

Las conjunciones copulativas son palabras cuya función es enlazar palabras, sintagmas o preposiciones dentro de la oración con un sentido afirmativo, aditivo u homogeneizador. La principal conjunción copulativa es “y” (Tengo libros y libretas de sobra; Esa camisa es antigua y fea).



La conjunción “y” se sustituye por la “e” cuando precede a una palabra que comienza por “i” o “hi”, con el fin de evitar la confluencia de dos fonemas vocálicos iguales (Es personal e intransferible; Cogió aguja e hilo para arreglar la falda). Este cambio de “y” por “e” se produce incluso cuando entre la conjunción y la palabra siguiente hay una coma (Canta e, insistiéndole mucho, hasta baila) o la conjunción se encuentre al comienzo del enunciado (E Irene se fue sin decir nada).


También se sustituye la conjunción “y” por “e” cuando:

–La palabra a la que precede empieza por “y” con valor de sonido /i/ (Sanz e Yrigoyen, Repsol e YPF).

–Precede a extranjerismos que pese a no comenzar por “i” o “hi”, sí  que oralmente se pronuncian con sonido /i/ (Iberia e Easyjet).


Por el contrario, debe mantenerse la “y” copulativa cuando:

–La palabra que la sigue comienza por un diptongo de “i” + vocal (agua y hielo, madera y hierro), pues en estos casos la “i” se aproxima en su pronunciación al fonema consonántico /y/ (/yelo/, /yerro/).


En algunas palabras, como “hiato” o “ion”, la “i” + vocal pueden articularse como hiato (i-á-to; i-ón) o como diptongo (yá-to; yón); en el primer caso debe utilizarse la conjunción “e” (diptongo e hiato, moléculas e iones), en el segundo, con la conjunción “y” (diptongo y hiato, moléculas y iones).

–La “y” es tónica, debido a la especial entonación, y tiene valor adverbial en oraciones interrogativas (¿Y Inés?).

–La palabra que sigue, aunque gráficamente empiece por “i” o “hi”, no se pronuncie con sonido /i/ (Franco y Hitler).


Por otra parte, las conjunciones disyuntivas unen palabras u oraciones expresando diferencia, separación o elección entre opciones. La principal conjunción disyuntiva es “o” (Son ricos o pobres; ¿Estás en el trabajo o en casa?; No sé si quiero churros o rosquillas).


La conjunción “o” se sustituye por “u” cuando la palabra que sigue empieza por “o” o “ho” (amor u odio, siete u ocho, vertical u horizontal). También se hace cuando precede a números escritos con cifras que oralmente comienzan por /o/ (Una cola de 70 u 80 personas).

Por último, sólo recordar que la conjunción compuesta “y/o” normalmente es innecesaria, pues podemos emplear perfectamente la conjunción “o” al no ser esta excluyente (puede indicar una cosa, la otra o ambas). Sólo utilizaremos “y/o” si se considera imprescindible para evitar ambigüedad en textos técnicos.


Y hasta aquí la décimo sexta o decimosexta (¡repasando los ordinales!) entrega de ortografía. Esperamos que haya sido de vuestro interés. ¡Feliz lunes a todos! ;)



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son bienvenidos y esperados, ayudan a mejorar el blog. Por eso eres libre de comentar lo que quieras, pero siempre desde el respeto y la educación.